“Como una sombra que se va”, la nueva novela de Antonio Muñoz Molina

Como una sombra que se va es la última novela del escritor, nacido en Úbeda, Antonio Muñoz Molina. En ella, el autor ubetense, recrea tres historias utilizando como vínculo entre ellas la ciudad de Lisboa. En la primera, reconstruye los pasos de James Earl Ray, el asesino de Martin Luther King, que, durante su huida, pasó diez días en Lisboa tratando de conseguir un visado para Ángola. En la segunda, nos desvela las vicisitudes de un joven Antonio Muñoz Molina que, en 1987, también visitó la capital portuguesa buscando, con la coartada de la literatura, escapar de la rutina de su vida diaria y tratando de encontrar inspiración para El invierno en Lisboa, la novela que lo salvó como novelista y con la que alcanzaría la fama. También nos cuenta las peripecias de su reciente visita a Lisboa, casi treinta años después de la primera, para escribir esta novela que tenemos entre manos y tratando, tal vez, de encontrar su propia historia.

C_Como la sombra que se va.indd

Muñoz Molina asegura que ha pretendido escribir una novela con un máximo de materiales no inventados. Una historia que le ha servido a su autor, personaje en su propia novela, como pretexto para reflexionar sobre determinados aspectos de su vida y de su actividad como escritor:

«Una novela es un estado de espíritu, un interior cálido en el que uno se refugia mientras escribe, como un capullo que va tejiendo hilo a hilo desde dentro, encerrándose en él, viendo el mundo exterior como una vaga claridad al otro lado de su concavidad translúcida. Una novela se escribe para confesarse y para esconderse. La novela y el estado particular de ánimo en el que es preciso sumergirse para escribirla se alimentan mutuamente; una particular longitud de onda, como una música que uno oye de lejos y que intenta precisar escribiendo.»

Como una sombra que se va es una gran novela, magistralmente escrita, entretenida y fácil de leer. Ha sido considerada, por diversos medios y entidades culturales, como una de las mejores novelas del pasado año 2014. En Babelia, Joaquín Estefanía ha escrito de ella: Superponer historias de distintos planos en la misma cartografía hasta lograr una panorámica en 3D. Con la mejor literatura posible, la que hace ya tiempo caracteriza al autor; por ejemplo, la de La noche de los tiempos o la de Sefarad. Perseguir, acorralar, saborear al asesino de Martin Luther King reivindicando, como una música de fondo que siempre acompaña al texto y nunca molesta, el mítico movimiento de los derechos civiles en Estados Unidos. Bucear en los detalles de una vida (¿la del líder negro, la suya propia?), de una ciudad, de unos años cercanos, pero diferentes. “He llegado a saber tanto de él, que me parece recordar cosas de su vida, lugares que él vio y yo nunca he visto”, dice obsesionada la primera persona que relata el medio millar largo de páginas. ¡Qué ratos de lectura tan buenos, acompañado de Gerry Mulligan, Chet Baker, Clifford Brown y tantos otros! “

Antonio Muñoz Molina presenta en Página Dos su última novela, Como la sombra que se va

ANTONIO MUÑOZ MOLINA

Foto-A-M-MOLINA

Muñoz Molina por Jesús de Miguel

Antonio Muñoz Molina nació en Úbeda el 10 de enero de 1956. Cursó estudios de periodismo en Madrid y se licenció en historia del arte en la Universidad de Granada. Ha reunido sus artículos, reconocidos en 2003 con los premios González-Ruano de Periodismo y Mariano de Cavia, en volúmenes como El Robinson urbano. Su obra narrativa comprende Beatus Ille (1986), El invierno en Lisboa (1987), que recibió el Premio de la Crítica y el Premio Nacional de Literatura, ambos en 1988, Beltenebros (1989), El jinete polaco (1991), que ganó el Premio Planeta en 1991 y nuevamente el Premio Nacional de Literatura en 1992, Los misterios de Madrid (1992), El dueño del secreto (1994), Nada del otro mundo (1994), Ardor guerrero (1995), Plenilunio (1997), Carlota Fainberg (2000), En ausencia de Blanca (2001), Ventanas de Manhattan (2004), El viento de la Luna (2006) y Sefarad (2001). Desde 1995 es miembro de la Real Academia Española. Está considerado como uno de los mejores novelistas en lengua castellana de los últimos años. Vive en Madrid y Nueva York y está casado con la escritora Elvira

SINOPSIS

«La huida del asesino que no pudo matar un sueño de libertad.»

El 4 de abril de 1968 Martin Luther King fue asesinado. Durante el tiempo en que permaneció en fuga, su asesino, James Earl Ray, pasó diez días en Lisboa tratando de conseguir un visado para Angola.

Obsesionado por este hombre fascinante y gracias a la apertura reciente de los archivos del FBI sobre el caso, Antonio Muñoz Molina reconstruye su crimen, su huida y su captura, pero sobre todo sus pasos por la ciudad. Lisboa es paisaje y protagonista esencial en esta novela, pues acoge tres viajes que se alternan en la mirada del escritor: el del prófugo Earl Ray en 1968; el de un joven Antonio que en 1987 parte en búsqueda de inspiración para escribir la novela que lo consagró como escritor, El invierno en Lisboa, y el del hombre que escribe esta historia hoy desde la necesidad de descubrir algo esencial sobre estos dos completos desconocidos. Original, apasionante y honesta, Como la sombra que se va aborda desde la madurez temas relevantes en la obra de Antonio Muñoz Molina: la dificultad de recrear fielmente el pasado, la fragilidad del instante, la construcción de la identidad, lo fortuito como motor de la realidad o la vulnerabilidad de los derechos humanos, pero cobran aquí forma a través de una primera persona completamente libre que indaga de forma esencial en el proceso mismo de la escritura.

FRAGMENTOS DE LA NOVELA

   «Fui por primera vez a Lisboa a principios de enero de 1987 porque estaba escribiendo una novela que en parte sucedía allí. Yo no me daba cuenta de lo joven que era. Pensaba que no era joven y que mi vida ya estaba hecha y nada podría cambiar mucho en el porvenir: treinta años, casi treinta y uno, casado, con un hijo y a la espera de otro, una escritura de propiedad a mi nombre y una hipoteca que terminaría de pagarse al comienzo del próximo siglo, una plaza fija de funcionario. Debajo de una superficie tranquila mi vida era una yuxtaposición sin orden de vidas fragmentarias, un sinvivir de deseos frustrados, de piezas dispersas que no cuadraban. Una gran parte de lo que hacía me era ajeno. Lo que yo era por dentro y lo que me importaba de verdad permanecía oculto para la mayoría de las personas que trataban conmigo.»

[…]

   «Le dijo a mi hijo que esta tarde, durante mi paseo a solas, viendo las sombras de la gente en la Praça de Figueira y luego en la calle larga y estrecha de la Baiz, me he acordado de algo que leí en un libro sobre el asesinato de Martin Luther King, algo que me hizo mucha impresión y que me llevó a escribir un arranque, el esbozo de un relato, aunque en el libro no se le concedía mucho espacio, ni se le daba importancia que su asesino, James Earl Ray, cuando estaba huyendo, pasó diez días en Lisboa.» 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s