“Breves definiciones de historia general y de España y exposición de los más principales sucesos de la particular de Badajoz” de Joaquín Romero y Morera

Breves definiciones de historia general y de España y exposición de los más principales sucesos de la particular de Badajoz es una obra escrita por Joaquín Romero y Morera y publicada en 1878. No se trata de un libro de historia sino de un manual para “el estudio de los niños de la primera enseñanza”. La obra se estructura en distintas lecciones. Primero se presenta la historia de España y a continuación los acontecimientos más destacados de la ciudad de Badajoz.

20160210123838_00002

              Portada de la primera edición, 1878

De este manual de Joaquín Romero y Morera, sólo se conoce un único ejemplar, que se conserva en la Biblioteca Pública de Cáceres “A. Rodríguez-Moñino / M. Brey”. Dicho ejemplar puede consultarse en línea, haciendo clic en el enlace, en la plataforma RODA, Repositorio de Objetos Digitales y Aprendizaje de la Junta de Extremadura.

También puede bajarse el libro digital, obtenido de dicho repositorio, en el siguiente enlace:

Bájate el libro digital obtenido del repositorio digital de la Junta de Extremadura

Joaquín Romero Morera nació en Villanueva del Fresno en 1835 y estudió en el Seminario de Badajoz. Ejerció como maestro, fue regente de la Escuela de Practicas de Badajoz, director de la Escuela Normal de Maestros de Pontevedra, miembro de la Academia de Sevilla de las Buenas Artes, etc. Ejemplo de la intelectualidad badajocense, fue un hombre muy católico al tiempo que republicano. Escribió numerosos artículos pedagógicos en revistas y periódicos.

Como muestra de su trabajo, hemos recogido un fragmento perteneciente a los hechos acontecidos en Badajoz en 1811 durante la toma de la ciudad por las fuerzas francesas:

«El 26 de febrero fueron batidos con gran furia los baluartes de San Juan y Santiago, prendiéndose fuego a un repuesto detrás de uno de ellos, pero la presencia del valeroso y activo Menacho impidió el desorden y evitó las desgracias. Este digno jefe, dispuesto a defenderse hasta dentro de la ciudad, hizo parapetos en sus calles, atroneró casas y tomó vigorosas y previsoras medidas.

El 4 de marzo observaba una salida desde cerca del baluarte de San Juan, cuando una bala de cañón le dejó sin vida. (1) Sus esfuerzos fueron sustituidos por la debilidad del mariscal de campo Don José de Imaz que correspondió muy mal a la confianza en él depositada. No abierta aún la frecha en la cortina frente al paseo de San Francisco, capituló el día 10, cuando el telégrafo de Yelves le avisaba que Badajoz iba a ser socorrido. Más de siete mil hombres rindieron las armas en el Campo de San Roque, cayendo también en poder del enemigo mil y cien enfermos, artillería, y municiones de boca y guerra.

_________________________________________________________________________________________________

(1) Se enterró en el panteón de los señores Obispos en la Catedral, después de unas magníficas honras. Su sepulcro carece todavía de lápida. En la muralla se erigió una columna en conmemoración de su lealtad.»

20160210123838_00001

            Portada de la edición facsímil, 2015

La obra ha sido reeditada, en edición facsímil, por la Asociación Amigos de Badajoz con motivo de la celebración de los 20 años de existencia. Este facsímil de Breves definiciones de historia general y de España y exposición de los más principales sucesos de la particular de Badajoz viene acompañado de un interesante y completo estudio de Julián García Blanco acerca de Joaquín Romero y de su obra.

FUENTES

  • Breves definiciones de la historia general y de España y exposición de los más principales sucesos de la particular de Badajoz
  • Asociación Amigos de Badajoz

“Badajoz antes de la ciudad. El territorio y su población durante la Edad Antigua”, de José Luis Ramírez Sábada, trata de aclarar el misterio de Badajoz antes de su fundación

Ramírez Sábada documenta las fuentes originales de la ciudad de Badajoz en esta obra editada por la Diputación de Badajoz en la colección "Historia de Badajoz y su Alfoz"

Ramírez Sábada documenta las fuentes originales de la ciudad de Badajoz en esta obra editada por la Diputación de Badajoz en la colección “Historia de Badajoz y su Alfoz”

JOSÉ LUIS RAMÍREZ SÁBADA

   José Luis Ramírez Sábada, catedrático de latín de Enseñanza Secundaria y también  de Historia Antigua de la Universidad de Cantabria. Interesado en la didáctica del latín (coautor de libros de texto, Anaya 1976 y 1977), ha recopilado las inscripciones latinas de la provincia de Badajoz en estudios como Estelas romanas de la provincia de Badajoz: su significado sociológico,  La demografía del territorium emeritense,  O homem e a morte na Lusitania,  Los devotos de las divinidades indígenas en Lusitania. El paradigma de Lancia Oppidana, Caurius, Copera, Augusta Emerita y Metellinum,  Epigrafía monumental cristiana en Extremadura  y  Onomástica indígena en la Baeturia céltica.

BADAJOZ ANTES DE LA CIUDAD. EL TERRITORIO Y SU  POBLACIÓN DURANTE LA EDAD ANTIGUA

Badajoz antes de la ciudad. El territorio y su población durante la Edad Antigua

Badajoz antes de la ciudad. El territorio y su población durante la Edad Antigua

Enmarcado en la pasada  Feria del Libro de Badajoz, se presentó en la Diputación de Badajoz el libro Badajoz antes de la ciudad. El territorio y su población durante la Edad Antigua, de José Luis Ramírez Sádaba con prólogo de Fernando Valdés, responsable a su vez de la colección Historia de Badajoz y su Alfoz a la que pertenece esta obra. Esta colección nació con la finalidad de recopilar toda la documentación en sus fuentes originales de la ciudad. A su vez, pone a disposición esa información al resto de los ciudadanos

   La documentación recogida en el trabajo es epigráfica. La Epigrafía es una ciencia autónoma que estudia las inscripciones hechas sobre materiales duros, estableciendo metodologías para leerlas e interpretarlas. De esta manera, el origen del misterio de la capital pacense y su nombre se va aclarando conforme se desarrolla el contenido del libro.

   El libro se estructura en distintos apartados, entre los que destacan los referidos al Nombre de Badajoz, El alfoz de Batalyaws y el Apendice de Inscripciones utilizadas.

   En el prólogo de la obra, el arqueólogo Fernando Valdés señala que la epigrafía viene a negar también lo que ya era evidente después de casi cuatro décadas de excavaciones en la Alcazaba y de algo más de una en el casco urbano de la ciudad. El Badajoz romano no existió nunca ya que no ha aparecido ningún vestigio que justifique la existencia de una población romana, la que algunos historiadores denominaron Pax Augusta.

Un momento de la presentación del libro en la Diputación de Badajoz

Un momento de la presentación del libro en la Diputación de Badajoz

   Ramírez Sábada, por su parte, aceptó el encargo de este trabajo bajo la condición de que la documentación recopilada fuera contrastada, “es decir, vista físicamente y fotografiada”. El autor se ha recorrido pueblos y fincas en busca de inscripciones, la mayoría escritas en soportes de granito y mármol, para fundamentar el hecho de que Badajoz no existió antes de su fundación árabe, si bien en su alfoz se diseminaron poblaciones romanas, como en La Cocosa,  en la zona de Las Vegas y probablemente en algún cerro próximo.

   Badajoz se fundó el 875 d. C.  Se ignora el alfoz que recibió en el acto de su fundación, pero se recompone tomando del territorium emeritense aquella parte que los cristianos le asignaron al reconquistarla. Dicho espacio, plenamente romanizado y cristianizado y cristianizado, cayó bajo dominio árabe y será el fundamento demográfico y económico de la nueva ciudad. En los Apéndices se añaden todos los documentos epigráficos que constatan esta realidad, con el fin de que el lector pueda verificar (y ampliar si lo desea) la historia que, de forma suscinta, constituye la primera parte del libro..

LA VILLA DE FERIA EN “BADAJOZ ANTES DE LA CIUDAD. EL TERRITORIO Y SU POBLACIÓN DURANTE LA EDAD ANTIGUA”.

 Portada de la Parroquia de San Bartolomé

                               Portada de la Parroquia de San Bartolomé

  Como nos cuenta Ramírez Sábada, no se sabe qué alfoz tuvo Batalyaws en su época islámica. Se sabe que dominó un vasto espacio al sur del río Guadiana. Su “término y demarcación territorial” debió de ser bastante parecido al que le asignaron los reyes cristianos al reconquistarla. Dentro de este territorio se encontraba la villa de Feria. Por esta razón, Feria aparece referenciada en el libro de Badajoz antes de la ciudad.

Tres son las inscripciones halladas en su término municipal que son recogidas y analizadas en el presente estudio. Las dos primeras aparecen en el Apéndice I (Inscripciones utilizadas), con los números 69 y 70. La tercera se encuentra en el Apéndice II (Inscripciones dudosas), con el número 2.

   La primera inscripción se encontraba en un ara pequeña de mármol. Fue hallada en las paredes de la ermita de S. Miguel de la Contienda, sita en la dehesa de Los Rapados. Actualmente se encuentra desaparecida.

  La segunda inscripción, un fragmento de placa de mármol, fue encontrada en la dehesa de Los Álamos  y también debió de desaparecer. 

Inscripción en el suelo de la Parroquia de San Bartolomé

    Inscripción en el suelo de la Parroquia de San Bartolomé

    La tercera inscripción se encuentra en el suelo de la parroquia de San Bartolomé, junto a la puerta de entrada que da a la Plaza de España (frente al Ayuntamiento). Según Ramírez Sábada, posiblemente sería la parte inferior de una estela de mármol blanco. No se conserva el texto antiguo. La inscripción que se aprecia en ella sería toda medieval.

 DATOS DEL LIBRO

  • Título:  Badajoz antes de la ciudad. El territorio y su población durante la Edad Antigua
  • Autor:  José Luis Ramírez Sádaba
  • Nº de páginas: 266 págs.
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Editoral: Diputación de Badajoz
  • ISBN: 978-84-7796-235-9

 20130517123324_f1

DOCUMENTACIÓN SOBRE “BADAJOZ ANTES DE LA CIUDAD. EL TERRITORIO Y SU  POBLACIÓN DURANTE LA EDAD ANTIGUA”

FUENTES

  • Gabinete de Prensa de la Diputación de Badajoz
  • Internet
  • Badajoz antes de la ciudad. El territorio y su población durante la Edad Antigua

“Historia eclesiástica de la ciudad y obispado de Badajoz” de Juan Solano de Figueroa, editada por Francisco Tejada Vizuete

 

TEJADA VIZUETE

El presbítero realiza un exhaustivo estudio de la historia documentada de Juan Solano de Figueroa

El presbítero realiza un exhaustivo estudio de la historia documentada de Juan Solano de Figueroa

   Francisco Tejada Vizuete (Granja de Torrehermosa, 1940 — Badajoz, 2014). Licenciado en Filosofía y Teología por la Universidad Pontificia de Comillas, licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad Literaria de Valencia y doctor en Filosofía y Letras (especialidad, Historia del Arte) por la Universidad de Extremadura. Académico de Número de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid, dedicó una buena parte de su actividad al estudio, promoción y difusión del Patrimonio Cultural de la Iglesia (artístico, documental y bibliográfico) en la Baja Extremadura, lo que le valió ser admitido como becario en el prestigioso Instituto Español de Historia Eclesiástica de la Iglesia Española de Santiago y Monserrat en Roma. Dirigió el Museo de la Catedral de Badajoz, de cuyo Cabildo Metropolitano formó parte, y presidió la Asociación de los Museólogos de la Iglesia en España (AMIE), así como la Revista de Teología y Humanidadaes, Pax et Emerita, del Arzobispado de Mérida-Badajoz.

HISTORIA ECLESIÁSTICA DE LA CIUDAD Y OBISPADO DE BADAJOZ

20130515125539_f4

  • Título:  Historia eclesiástica de la ciudad y obispado de Badajoz
  • Autor:  Juan Solano de Figueroa ; edición anotada de Francisco Tejada Vizuete
  • Nº de páginas: 800 págs.
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Editorial: Diputación de Badajoz
  • ISBN: 978-84-7796-2

   Enmarcado en la pasada Feria del Libro de Badajoz 2013, se presentó en la Diputación de Badajoz el libro Historia eclesiástica de la ciudad y obispado de Badajoz, edición anotada de Francisco Tejada Vizuete sobre el documentalista Solano de Figueroa (1610-1684). El trabajo ha sido editado por el Departamento de Publicaciones de la Institución Provincial en su colección Historia.

Momento de la presentación del libro en la Diputación del Badajoz

       Momento de la presentación del libro en la Diputación del Badajoz

    Solano de Figueroa (1610-1684), excelente documentalista y fiable en aquello que nos ofrece a partir de la exhaustiva documentación que maneja, conformó en su época un verdadero corpus histórico tras la reconquista de la ciudad de Badajoz (1230), sintió, como otros muchos historiadores de su época, una fatal atracción por los falsos cronicones, seducido por el mayor de los falsarios, el P. Román de la Higuera. No obstante, todo queda aclarado en las “Cuestiones Introductorias” a su Historia eclesiástica de la ciudad y obispado de Badajoz que nos ofrece Tejada Vizuete y en las numerosas notas relativas a estos problemas con las que se sirve acompañar el texto; notas en las que también se destila y valora la extraordinaria bibliografía que Solano de Figueroa conoció de primera mano. Digno es de destacarse, por otra parte, el brillante estilo literario de nuestro historiador, no exento de poesía en tantas páginas de carácter épico, cuyo sentido clásico de la Historia, propiciatoria de valores moralizadores, según el abulense (libri tamen historici ad moralia utiliores sunt), convierte la lectura de sus numerosas páginas en un atrayente paseo de matices barrocos por los más singulares lugares de nuestra “total historia”, por más que nuestro autor se empeñe en “reducirla” a lo “eclesiástico”

   Para componer la edición anotada del trabajo, Tejada Vizuete ha investigado durante años en el Archivo Secreto Vaticano gracias a una subvención concedida por la Diputación pacense. El resultado es una obra que aporta documentación y la pone a disposición de quien quiera estudiarla, además de actualizar y corregir la historia de Solano de Figueroa.

   En el Archivo de la Catedral Metropolitana de Badajoz se encuentra el manuscrito original, en dos volúmenes, de la Historia eclesiástica de la çiudad y obispado de Badajoz de don Juan Solano de Figueroa y Altamirano. El primero de ellos, que aparece completo, contaba con la censura favorable, emitida por don José Hurtado de Mendoza el 20 de enero de 1670, y con licencia para su edición, otorgada un día después por don Bartolomé Ibáñez Cordente, arcediano de Badajoz. El segundo, lo dejó sin terminar al producirse su muerte quince años después.

   De este manuscrito se hicieron varias copias, una de las cuales se encuentra en la Biblioteca Nacional de España y que puede ser consultada en línea pinchando en el siguiente enlace:

   Existen dos ediciones de la obra manuscrita de Solano de Figueroa. La de su primer volumen se editó en 1910 por el Archivo Extremeño. En 1927 se comenzó a editar por el Centro de Estudios Extremeños en siete volúmenes, más otro anexo de Tirso de Lozano Rubio, la Historia eclesiástica de la ciudad y obispado de Badajoz de don Juan Solano de Figueroa y Altamirano que se concluyó en 1935.

   Esta última edición puede consultarse en línea en la plataforma RODA, Repositorio de Objetos Digitales y Aprendizaje de la Consejería de Educación y Cultura de Extremadura.

   La Historia eclesiástica de la ciudad y obispado de Badajoz se trata, según el bibliógrafo extremeño Rodriguez Moñino, de la obra de mayor relieve de Solano de Figueroa, y la más importante, a pesar de sus defectos, que de la historia de Extremadura existe, hasta el punto de que se hace necesaria su consulta por los historiadores de estudios extremeños

LA VILLA DE FERIA EN LA “HISTORIA ECLESIÁSTICA DE LA CIUDAD Y OBISPADO DE BADAJOZ”

Feria vista desde el castillo                                                 Feria vista desde el castillo

 Numerosas son las referencias que, en su obra, hace Solano de Figueroa de la villa de Feria; refiriéndose a ella tanto desde el punto de vista de municipio como desde el de Estado o Casa de Feria. También alude en ella a varios de sus hijos ilustres y a algunos personajes de la nobleza que llevaron el nombre de la villa en su título nobiliario. Entre estas citas, destacamos las siguientes:

  • En los párrafos 39 y 40 (páginas 50-51) del Capítulo I titulado Descripçión de la çiudad y obispado de Badajoz, Solano de Figueroa nos hace una literaria descripción de Feria. Entre sus frases, encontramos la siguiente: “La poblaçión no pasa de quinientos vecinos. Su sitio es alto, entre oriente y medio día. Su castillo, fuerte y antiguo. Su fundación, antiquísima, pues aseguran nuestros autores que suçedió quinientos y ochenta años antes de la venida de Christo al mundo, siendo sus pobladores los çeltas de la Lusitania, que la llamaron SERIA”.

  • El párrafo 41 (página 51) del mismo Capítulo lo dedica Solano de Figueroa a hablarnos de algunos personajes nacidos en Feria y que le han dado fama a la villa.

  • En el párrafo 42 (página 52) del citado Capítulo I se describe el paraje, perteneciente al término de Feria, conocido como Don Blasco y que fuera famoso por sus magníficos caldos.

  • Por último, en los párrafos 238 y 239 (páginas 535-536) del Capítulo XVII nos habla Solano de don fray Pedro Ruiz o de Feria, obispo de Chiapa. Nos dice de él: “Fue verdadero padre de pobres, apaçible limosnero, justo, y para los indios fue depositario de las rentas episcopales, pagando a letra vista cualquiera neçesidad que le representaban.”

Vista de Feria con el castillo al fondo

                                         Vista de Feria con el castillo al fondo

   Consideramos esta edición de la Historia eclesiástica de la ciudad y obispado de Badajoz de don Juan Solano de Figueroa y Altamirano, magníficamente anotada por Tejada Vizuete, una obra imprescindible para todos aquellos estudiosos o curiosos que quieran adentrarse en la historia de la villa de Feria.

FUENTES