“Historia eclesiástica de la ciudad y obispado de Badajoz” de Juan Solano de Figueroa, editada por Francisco Tejada Vizuete

 

TEJADA VIZUETE

El presbítero realiza un exhaustivo estudio de la historia documentada de Juan Solano de Figueroa

El presbítero realiza un exhaustivo estudio de la historia documentada de Juan Solano de Figueroa

   Francisco Tejada Vizuete (Granja de Torrehermosa, 1940 — Badajoz, 2014). Licenciado en Filosofía y Teología por la Universidad Pontificia de Comillas, licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad Literaria de Valencia y doctor en Filosofía y Letras (especialidad, Historia del Arte) por la Universidad de Extremadura. Académico de Número de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid, dedicó una buena parte de su actividad al estudio, promoción y difusión del Patrimonio Cultural de la Iglesia (artístico, documental y bibliográfico) en la Baja Extremadura, lo que le valió ser admitido como becario en el prestigioso Instituto Español de Historia Eclesiástica de la Iglesia Española de Santiago y Monserrat en Roma. Dirigió el Museo de la Catedral de Badajoz, de cuyo Cabildo Metropolitano formó parte, y presidió la Asociación de los Museólogos de la Iglesia en España (AMIE), así como la Revista de Teología y Humanidadaes, Pax et Emerita, del Arzobispado de Mérida-Badajoz.

HISTORIA ECLESIÁSTICA DE LA CIUDAD Y OBISPADO DE BADAJOZ

20130515125539_f4

  • Título:  Historia eclesiástica de la ciudad y obispado de Badajoz
  • Autor:  Juan Solano de Figueroa ; edición anotada de Francisco Tejada Vizuete
  • Nº de páginas: 800 págs.
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Editorial: Diputación de Badajoz
  • ISBN: 978-84-7796-2

   Enmarcado en la pasada Feria del Libro de Badajoz 2013, se presentó en la Diputación de Badajoz el libro Historia eclesiástica de la ciudad y obispado de Badajoz, edición anotada de Francisco Tejada Vizuete sobre el documentalista Solano de Figueroa (1610-1684). El trabajo ha sido editado por el Departamento de Publicaciones de la Institución Provincial en su colección Historia.

Momento de la presentación del libro en la Diputación del Badajoz

       Momento de la presentación del libro en la Diputación del Badajoz

    Solano de Figueroa (1610-1684), excelente documentalista y fiable en aquello que nos ofrece a partir de la exhaustiva documentación que maneja, conformó en su época un verdadero corpus histórico tras la reconquista de la ciudad de Badajoz (1230), sintió, como otros muchos historiadores de su época, una fatal atracción por los falsos cronicones, seducido por el mayor de los falsarios, el P. Román de la Higuera. No obstante, todo queda aclarado en las “Cuestiones Introductorias” a su Historia eclesiástica de la ciudad y obispado de Badajoz que nos ofrece Tejada Vizuete y en las numerosas notas relativas a estos problemas con las que se sirve acompañar el texto; notas en las que también se destila y valora la extraordinaria bibliografía que Solano de Figueroa conoció de primera mano. Digno es de destacarse, por otra parte, el brillante estilo literario de nuestro historiador, no exento de poesía en tantas páginas de carácter épico, cuyo sentido clásico de la Historia, propiciatoria de valores moralizadores, según el abulense (libri tamen historici ad moralia utiliores sunt), convierte la lectura de sus numerosas páginas en un atrayente paseo de matices barrocos por los más singulares lugares de nuestra “total historia”, por más que nuestro autor se empeñe en “reducirla” a lo “eclesiástico”

   Para componer la edición anotada del trabajo, Tejada Vizuete ha investigado durante años en el Archivo Secreto Vaticano gracias a una subvención concedida por la Diputación pacense. El resultado es una obra que aporta documentación y la pone a disposición de quien quiera estudiarla, además de actualizar y corregir la historia de Solano de Figueroa.

   En el Archivo de la Catedral Metropolitana de Badajoz se encuentra el manuscrito original, en dos volúmenes, de la Historia eclesiástica de la çiudad y obispado de Badajoz de don Juan Solano de Figueroa y Altamirano. El primero de ellos, que aparece completo, contaba con la censura favorable, emitida por don José Hurtado de Mendoza el 20 de enero de 1670, y con licencia para su edición, otorgada un día después por don Bartolomé Ibáñez Cordente, arcediano de Badajoz. El segundo, lo dejó sin terminar al producirse su muerte quince años después.

   De este manuscrito se hicieron varias copias, una de las cuales se encuentra en la Biblioteca Nacional de España y que puede ser consultada en línea pinchando en el siguiente enlace:

   Existen dos ediciones de la obra manuscrita de Solano de Figueroa. La de su primer volumen se editó en 1910 por el Archivo Extremeño. En 1927 se comenzó a editar por el Centro de Estudios Extremeños en siete volúmenes, más otro anexo de Tirso de Lozano Rubio, la Historia eclesiástica de la ciudad y obispado de Badajoz de don Juan Solano de Figueroa y Altamirano que se concluyó en 1935.

   Esta última edición puede consultarse en línea en la plataforma RODA, Repositorio de Objetos Digitales y Aprendizaje de la Consejería de Educación y Cultura de Extremadura.

   La Historia eclesiástica de la ciudad y obispado de Badajoz se trata, según el bibliógrafo extremeño Rodriguez Moñino, de la obra de mayor relieve de Solano de Figueroa, y la más importante, a pesar de sus defectos, que de la historia de Extremadura existe, hasta el punto de que se hace necesaria su consulta por los historiadores de estudios extremeños

LA VILLA DE FERIA EN LA “HISTORIA ECLESIÁSTICA DE LA CIUDAD Y OBISPADO DE BADAJOZ”

Feria vista desde el castillo                                                 Feria vista desde el castillo

 Numerosas son las referencias que, en su obra, hace Solano de Figueroa de la villa de Feria; refiriéndose a ella tanto desde el punto de vista de municipio, como desde el de Estado o Casa de Feria. También alude en ella a varios de sus hijos ilustres y a algunos personajes de la nobleza que llevaron el nombre de la villa en su título nobiliario. Entre estas citas, destacamos las siguientes:

  • En los párrafos 39 y 40 (páginas 50-51) del Capítulo I titulado Descripçión de la çiudad y obispado de Badajoz, Solano de Figueroa nos hace una literaria descripción de Feria. Entre sus frases, encontramos la siguiente: “La poblaçión no pasa de quinientos vecinos. Su sitio es alto, entre oriente y medio día. Su castillo, fuerte y antiguo. Su fundación, antiquísima, pues aseguran nuestros autores que suçedió quinientos y ochenta años antes de la venida de Christo al mundo, siendo sus pobladores los çeltas de la Lusitania, que la llamaron SERIA”.

  • El párrafo 41 (página 51) del mismo Capítulo, lo dedica Solano de Figueroa a hablarnos de algunos personajes nacidos en Feria y que le han dado fama a la villa.

  • En el párrafo 42 (página 52) del citado Capítulo I, se describe el paraje, perteneciente al término de Feria, conocido como Don Blasco y que fuera famoso por sus magníficos caldos.

  • Por último, en los párrafos 238 y 239 (páginas 535-536) del Capítulo XVII nos habla Solano de don fray Pedro Ruiz o de Feria, obispo de Chiapa. Nos dice de él: “Fue verdadero padre de pobres, apaçible limosnero, justo, y para los indios fue depositario de las rentas episcopales, pagando a letra vista cualquiera neçesidad que le representaban.”

Vista de Feria con el castillo al fondo

                                         Vista de Feria con el castillo al fondo

   Consideramos esta edición de la Historia eclesiástica de la ciudad y obispado de Badajoz de don Juan Solano de Figueroa y Altamirano, magníficamente anotada por Tejada Vizuete, una obra imprescindible para todos aquellos estudiosos o curiosos que quieran adentrarse en la historia de la villa de Feria.

FUENTES

 

Anuncios

2 pensamientos en ““Historia eclesiástica de la ciudad y obispado de Badajoz” de Juan Solano de Figueroa, editada por Francisco Tejada Vizuete

  1. Necesitaria encontrar datos sobre el arcediano de Badajoz don Bartolome Ibañez Cordente, quien otorgo licencia para la edicion de la Historia Eclesiastica de la ciudad y obispado de Badajoz, cuyo autor fue don Juan Solano de Figueroa y Altamirano (1610-1684). La licencia la otorgo Don Bartolome Ibañez el 21 de enero de 1670, poco antes de pasar como Inquisidor a Cerdeña, en 1671 a 1676 y desde aqui a Sicilia desde 1677 hasta su fallecimiento.
    Mi interés estriba en saber desde cuando estubo en Badajoz y cual fue su labor en el obispado como arcediano y otras facetas o curiosidades de su trabajo. Me interesa porque estoy recogiendo datos sobre su biografia ya que fue natural de mi pueblo en Huéneja,del obispado de la diocesis de Guadix-Baza.

    • Lamentablemente, Tejada Vizuete falleció hace algo más de un año. Seguro que él poseería bastantes datos sobre Bartolome Ibañez Cordente. Le sugiero que utilice el servicio “Pregunte, las bibliotecas responden”, cuya web es la siguiente: http://www.pregunte.es/consulta/consulta.cmd. Es posible que también en la Biblioteca del Seminario de Badajoz puedan darle alguna información. A partir de agosto, podré buscarle alguna documentación sobre el tema.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s